La diálisis podría volverse cosa del pasado, gracias a Israel

La diálisis podría volverse cosa del pasado, gracias a Israel

Enlace Judío México e Israel – Un estudio innovador ha demostrado que es posible rejuvenecer los riñones dañados y mejorar su función, un procedimiento que podría revertir la enfermedad renal crónica, y evitar la diálisis.

Se trata del primer avance en décadas para combatir esta enfermedad, a menudo precipitada por la hipertensión y la diabetes, y que afecta a un 10 por ciento de la población mundial, de acuerdo al sitio The Jewish Press.

El estudio, publicado en la revista médica Cell Reports fue realizado por el profesor Benjamín Dekel, director de Nefrología Pediátrica y el Instituto Pediátrico de Investigación de Células Madre del Hospital Infantil Edmond y Lily Safra del Centro Médico Sheba.

Estudios anteriores han revelado que el riñón adulto se renueva constantemente con el tiempo a través de la actividad de colonias de células que reemplazan las células perdidas y degeneradas.

El profesor Dekel y su equipo han desarrollado ahora una tecnología innovadora que extrae las células renales sanas de los riñones enfermos. Estas células son reproducidas en grandes cantidades dentro de un ambiente de laboratorio. Mediante la generación de cultivos tridimensionales llamados “esferas de riñón”, las células mejoran su función para generar tejido renal nuevo y reemplazar las células perdidas. Las nuevas células se reintroducen en el riñón y lo reconstruyen, mejorando la función de las células vecinas.

La nueva tecnología utiliza las propias células del paciente, evitando así la necesidad de inmunosupresores y problemas asociados con el rechazo inmunológico.

El método ha sido probado en ratones, donde las células han demostrado su capacidad de generar nuevas estructuras renales.

Al centrarse en la estabilización y la mejora de las funciones renales, este tratamiento podría ayudar a millones de pacientes con enfermedad renal crónica y que aún no han sido sometidos a diálisis.

Los resultados serán estudiados por la empresa KidneyCure Bio en ensayos clínicos en pacientes con insuficiencia renal.

“Esta tecnología, desarrollada en el Centro Médico Sheba, consiste en mantener las células renales renovadas fuera del cuerpo, multiplicarlas y mejorar su funcionamiento en cultivos tridimensionales”, explicó el profesor Benjamín Dekel.

“Esta es una noticia importante para pacientes con enfermedades renales crónicas, que esperamos se beneficien de estos descubrimientos en los próximos años. La capacidad de generar nuevo tejido renal (para reemplazar el tejido dañado) podría ayudar a millones de pacientes en todo el mundo que sufren de enfermedad renal”, agregó en un comunicado.

El estudio pionero fue realizado por las doctoras Orit Harari-Steinberg, y Dorit Omer, así como por Yehudit Gnatek del Instituto de Investigación de Células Madre Pediátricas, bajo el liderazgo del Prof. Dekel, en colaboración con el Dr. Zohar Dotan, director del Servicio de Uro-oncología del Departamento de Urología del Centro Médico Sheba; el Dr. Tomer Kalisky y sus colegas de la Universidad Bar Ilan; el Prof. Yaron Fuchs y sus colaboradores del Technion en Haifa.

Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Armando Nolasco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *