General Torres Robiou pone su cargo a disposición del presidente Abinader por complicación en Operación Coral

Por Armando Nolasco

El director del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística,  general de brigada piloto Juan Carlos Torres Robiou (FARD) puso a disposición del presidente de la República, Luis Abinader Corona  su cargo, luego de ser mencionado en el expediente del Ministerio Publico acerca del operativo Coral.

En una carta dirigida al ministro de Defensa, teniente general Carlos Luciano Díaz Morfa (ERD), el renunciante dice que tomó esta decisión “con el propósito de facilitar que el Ministerio Público, avance sin obstrucción alguna la investigación que tiene en curso”, que ha sido denominada “Operación Coral”.

La comunicación dice que “si bien no en mi contra” esa investigación, es de “conocimiento público que aborda algunos servidores de esta institución, cuya reputación estamos todos en el deber de proteger”.

Señala que “para beneficio y protección al turismo y la defensa nacional, no debo permanecer al frente de una institución que respeto, si los censores públicos la están señalando por hechos ajenos que podría arrastrar la entidad”.

 

La mención en el expediente de la Operación Coral acerca del general Torres Robiou

En el expediente del Ministerio Público sobre la Operación Coral se detalla que a la Procuraduría Especializada de Persecución a la Corrupción (Pepca) le parece “en extremo sospechoso” el alquiler de un inmueble que hizo el general Torres Robiou.

Es un inmueble ubicado en El Portillo, en la playa Las Terrenas, en Samaná, por la que el general paga la suma mensual de 3,000 dólares.

“El referido inmueble se encuentra bajo la posesión del General de Brigada, Piloto F.A.R.D. Juan Carlos Torre Robiou, quien es el director del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística, (CESTUR) y superior jerárquico del imputado Raúl Alejandro Girón, a título de alquiler, pagando un monto mensual de tres mil dólares estadounidenses (US$3,000.00), situación en extremo sospechosa, toda vez que no hace sentido lógico, alquilar un inmueble por un monto cuantioso y usarlo esporádicamente”, dice el Ministerio Público en su investigación sobre el mayor general Adán Cáceres, jefe de escolta del expresidente Danilo Medina y uno de los imputados en el caso de corrupción administrativa.

Share this:

Entradas relacionadas

Deja tu comentario