Conocido comunicador y político envía mensaje al director de la Policia Escolar, coronel Michel Madê

Por Fendy Enmanuel Guerrero Jr.

Querido hermano y amigo, coronel Michel Madê, cuanta desilusión, cuanta pena y tristeza nos han causado la desidia mostrada por usted hacia nuestra persona, así como hacia otros directivos de la entidad gremial y de comunicación, que me honro en presidir, la cual le ha apoyado en momentos de ataques feroces.

Le externo esto, por lo difícil o imposible que nos ha sido comunicarnos con usted luego de su designación como director de la Policía Escolar, a través de la cual, dada su relación o vinculación con el ministro de Educación, Roberto Fulcar, le solicitaramos su colaboración para lograr un par de publicidad para nuestros programas televisivos, ya que éstos subsisten y rinden su rol comunicacional gracias a la publicidad.

Recuerde usted que por dos ocasiones le externamos que teniamos sumo interés de lograr dicha publicidad, ya que conocíamos de otros hermanos-colegas que ya habian sido favorecidos con las mismas.

Debemos decirle, que esa posición suya para con nosotros nos resulta sumamente extraña, puesto que nosotros a usted siempre le hemos apoyado y hasta protegido en momentos que se ha pretendido cuestionársele… Y usted lo sabe…Pero, si nos tocara otra vez la circunstancia, también estaríamos ahí por el cariño que tenemos hacia la familia Madê.

Pero esta reflexión me lleva a recordar aquel refrán que reza lo siguiente: «Si quieres conocer a Monguito, dale un carguito».

De ese dicho se desprende que el ser humano está lleno de trastorno y petulancia, pero que hay que tener mucho cuidado al engrandecernos, puesto que la vida es como una ruleta (usted esta arriba hoy, y mañana, de un golpe vertiginoso está abajo pidiendo clemencia u oxigeno). Y un caso patético es el del flamante y engreido exprocurador de la República, Jean Alain, que hoy esta preso, humillado y privado de su libertad, como un ciudadano cualquiera.

Nos obstante, hermano Madê, le reiteramos nuestra solidaridad, la cual hoy la vea pequeña, pero ha rendido sus frutos en tiempos de choques.

Por último, quiero desearle que logre usted su anhelada meta de llegar a ser general, y que trate de buscar más de Dios, y que a quien pueda servirle, sirvale, siguiendo el ejemplo de humildad que nos dejó el más grande y mas humilde de los hombres que ha existido en esta tierra., Jesuscrito, el hijo del Creador.

Share this:

Entradas relacionadas

Deja tu comentario