Los Estadios de Béisbol y su diseño a través de los años; Crónica de la MLB

Fuente: «Con Las Bases Llena.com»: POR RICARDO GIBBON
A pesar de ser un diamante, los estadios de beisbol en MLB han sufrido múltiples cambios en sus diseños con el pasar de los años. ¿Alguna vez te has preguntado por qué existen los estadios de béisbol como los conocemos y cuáles fueron sus diseños durante los años?

Lo primero es entender que el béisbol es un deporte que data del siglo XIX en donde se jugaba en campos abiertos y no había una pared que frenara la pelota.

Y entonces, ¿Por qué ponerle una pared, muro, cerco, barda al campo de béisbol?

La respuesta es muy sencilla. Dinero.

William Cammeyer, para el año de 1862, era el dueño del sindicato de las pistas de patinaje en Nueva York y tuvo la idea de colocar el cerco alrededor del campo para así cobrar por entradas.

Gracias a Cammeyer, el primer estadio cercado de béisbol en los EEUU abrió el 15 de mayo de 1862 en Williamsburg, Brooklyn, EEUU.

Una idea revolucionaria que cambiaría por completo el juego y que traería consigo el tan apreciado cuadrangular o jonrón al béisbol.

A partir de ese momento, la popularidad del juego creció rápidamente por todo el país con nuevos campos, cada uno diferente al otro en cuanto a diseño y medidas.

Para 1884, la Liga fijó el mínimo de distancia desde el home a la barda por las líneas de foul en 250 pies.

La Era del Diseño de Cajas de Joya:
En 1894, en el estadio de Boston para ese momento y en pleno desarrollo del juego entre Boston y Baltimore, se desató un incendio enorme que acabó con el estadio.

Producto de esta catástrofe, donde afortunadamente no hubo heridos, todos los estadios dejaron de ser de madera para utilizar el acero en sus estructuras, a pesar de que ya existía el legendario Polo Grounds.

Esta era de construcción produjo un total de nueve estadios desde 1895 hasta 1912.

1895: Baker Bowl en Philadelphia
1909: Shibe Park en Philadelphia, Sportsman’s Park en San Luis y Forbes Field en Pittsburgh
1910: League Park en Cleveland y Comiskey Park en Chicago
1911: Griffith Stadium en Washington, DC y Polo Grounds en Nueva York (Renovación – abrió en 1890)
1912: Fenway Park en Boston.

Y como hablamos de las dimensiones de los estadios, Fenway es un ejemplo bastante claro de ello, ya que tuvo que adaptarse al terreno que se tenía disponible en el momento.

Solo 310 pies por el jardín izquierdo y 302 por el derecho, pero llega a alcanzar los 420 pies en su punto más lejano del home, punto que se conoce como “El Triángulo”.

Curiosamente, ‘El Monstruo Verde’, de 37 pies de altura, fue erigido para proteger un concesionario de carros usados ubicado detrás del jardín izquierdo.

Polo Grounds es otro ejemplo, teniendo el jardín central más lejano de cualquier otro estadio de béisbol con 483 pies.

La llegada de las “Donuts de Concreto”:
A medida que los deportes fueron creciendo y las ciudades no daban abasto, se comenzaron a construir los estadios multiusos en los suburbios.

Estos estadios pasaron de tener las dimensiones extravagantes y complejas de los antiguos “Cajas de Joya”, a ser más circulares y homogéneos entre ellos.

Quizás uno de los más recordados es El Astrodome, usado por los Astros de Houston y los Houston Oilers de la NFL e inaugurado el 9 de abril de 1965.

En esta era también se construyeron estadios como: Shea Stadium, Busch Stadium, San Diego Stadium, Riverfront Stadium, Veterans Stadium, Oakland Coliseum, Kingdome Stadium.

Otros factores que afectaron las dimensiones de los estadios de béisbol antiguos con los de los años 60s fueron la facilidad de construcción, costos, espacio, etc.

La modernización del béisbol:

Los estadios de béisbol y sus diseños han cambiado con el paso del tiempo.

La necesidad de ofrecer más comodidad, así como mayor tecnología en los estadios, hicieron que las donuts pasaron al olvido.

Un nuevo factor empezó a ser tomado en cuenta para el diseño de los estadios, el viento en las ciudades, ya que afectaba la cantidad de cuadrangulares del equipo.

Hoy pareciera haber un mutuo acuerdo entre los equipos para tener dimensiones en sus estadios más o menos uniformes entre ellos, aunque los cuadrangulares son cada vez más largos y frecuentes.

Share this:

Entradas relacionadas

Deja tu comentario