Comunidad cristiana alarmada por la alta cantidad de funcionarios y politicos ligados narcotràfico

Santo Domingo RD.- La comunidad evangélica mostró preocupación por alto índice de funcionarios y dirigentes políticos involucrados en negocios ilícitos como narcotráfico.

Así como también del crimen organizado, por lo que advirtieron que el país podría convertirse en un narco Estado.

El presidente del Consejo Dominicano de Unidad Evangélica, Feliciano Lancer, dijo que para contrarrestar el auge, la Ley de Partidos debe ser modificada.

Mientras que, Dio Astacio, enlace entre el Gobierno y las Iglesias Cristianas, entiende que se debe someter a todo aquel que incurra en delito.

Los representantes de la iglesia, también se refirieron al desborde que tiene la delincuencia en el país.

Además hablaron del contenido de la música urbana que exhiben los artistas.

En ese sentido, dijeron que deberían aportar valores a la sociedad, y no lo contrario.

Los religiosos fueron abordados sobre los temas durante el seminario evangélico “Discipulado a través de relaciones intencionales”.

Acto, que realizó el CODUE, en busca de fortalecer los valores de las familias dominicanas.

Legisladores involucrados en narcotráfico preocupa sociedad civil

Con preocupación, observan actores de la sociedad civil, los nexos de legisladores en casos de narcotráfico y el lavado de activos.

El primer Poder del Estado vuelve a ser blanco de ataques por los presuntos ilícitos que se imputan a tres legisladores de la Cámara de Diputados.

Miguel Gutiérrez Díaz, del Partido Revolucionario Moderno (PRM) por Santiago, fue detenido en Miami, Estados Unidos, por su alegada participación en el tráfico internacional de drogas.

La también diputada perremeísta por La Vega, Rosa Amalia Pilarte López, es vinculada por el Ministerio Público a una red de lavado de activos.

Por último, le sigue el vocero de la bancada del Partido Revolucionario Dominicano, Héctor Félix Félix, mejor conocido como Pirrín, quien es investigado por presuntamente tratar de evitar el apresamiento de un extraditable.

De ahí la censura a los partidos que sirven de receptáculos a personas ajenas a la política.

En medio de los escándalos que tienen como actores principales los legisladores, se advierte de que el narcotráfico permea las instituciones del Estado como vía para agenciarse poder político.

Share this:

Entradas relacionadas

Deja tu comentario